Español
  |  
  |  
CLAVES DE LA APLICACIÓN DE MORTEROS DE ARCILLA: UNA TÉCNICA FÁCIL, SALUDABLE Y VERSÁTIL
CLAVES DE LA APLICACIÓN DE MORTEROS DE ARCILLA: UNA TÉCNICA FÁCIL, SALUDABLE Y VERSÁTIL
03.12.2014
“¿Te pondrías una mascarilla de hormigón o de cemento? ¿Y una de arcilla?” Con estas preguntas tan directas y de respuesta tan obvia nos responde Sirka, una de las integrantes de okambuva, una cooperativa de bioconstrucción ubicada en Sagunto (Valencia), cuando le preguntamos por las diferencias a la hora de aplicar morteros de arcilla, como los de ecoclay, u otros materiales. “Las sensaciones entre aplicar arcilla o una pasta de hormigón, por ejemplo, no tienen nada que ver”, insiste. Y los resultados tampoco.

La construcción de una vivienda en Valencia en la que los propietarios han elegido con mimo todos los materiales y con criterios de sostenibilidad es el último proyecto que ha unido a ecoclay y okambuva. Sirka, que está especializada en construcción con paja, tierra y cal natural, conoce bien nuestros revocos. Por eso le preguntamos qué ventajas encuentra en los morteros de arcilla de ecoclay respecto a otros: “Están muy bien calibrados. No sé cómo lo han conseguido pero es un material que se puede aplicar en cualquier lugar”. Por su experiencia, subraya la importancia de que “la mezcla funcione al 100%”, especialmente “en volúmenes muy grandes”, y los productos de ecoclay son una garantía.

Las paredes de esta singular casa respiran gracias al revoco de ecoclay que las viste. Sirka defiende que los morteros de arcilla son fáciles de aplicar, saludables y versátiles, así que poco más se le puede pedir a un material. ¿La clave? “Trabajar con mortero de arcilla solo requiere aprender las técnicas constructivas que se empleaban hasta hace poco. El problema es que el hormigón lo ha borrado todo”, lamenta. La aplicación de este tipo de material 100% natural requiere, por ejemplo, el uso de llanas más flexibles que las que habitualmente se utilizan por la singular textura de los morteros de arcilla, casi como un gel. Y una vez dominas la técnica, las posibilidades que se abren son casi infinitas: tallar, decorar, combinar colores, formas, moldear,…

Todo un potencial decorativo al que, no olvidemos, hay que añadir los numerosos beneficios que la arcilla aporta a la salud ambiental y que se perciben desde la aplicación misma. “Los morteros de arcilla transmiten dos sensaciones importantes. La primera, de relajación cuando lo estás aplicando. Es como acariciar un elefante, es una sensación muy agradable. Y la segunda, de percepción. El color tiene una naturalidad gracias a los minerales que contiene que no se consigue con ninguna pintura sintética. Y eso se percibe a simple vista, pero cada uno tiene que comprobarlo por sí mismo”, asegura.

Ella es una de las cada vez más mujeres que en España trabajan en un mundo, el de la construcción, aún muy masculinizado. Una presencia femenina más marcada precisamente en la bioconstrucción, donde se apuesta por el uso de materiales naturales como la arcilla, la paja, la cal o la madera. “Quizá haya más mujeres trabajando con tierra porque es un material que nos une a la madre naturaleza”, deja como reflexión final. La arcilla permite recuperar un material ancestral para construir un futuro saludable y sostenible.